viernes, 10 de junio de 2016

Magro con tomate exprés

Las tapas, también conocidas en España como pinchos o aperitivos, son las protagonistas de este mes en el reto de La cocina typical spanish.
La anfitriona de este mes, Leila del blog La nueva cocina de Leila nos propone preparar una tapa que tiene que cumplir algunos requisitos: que sea salada, que sea de cocina tradicional y como siempre, que sea typical spanish.



Creo que no hay un bar de los de siempre en toda Málaga que no tenga en su repertorio de tapas el magro con tomate.
Un guiso muy sencillo pero que si esta bien preparado puedes comerte un buen pedazo de pan mojando en la salsa de tomate.
Yo propongo hacerlo de una forma muy sencilla, con solo 4 ingredientes y cocinado en olla exprés, en menos de 20 minutos podemos tener preparada esta rica receta y sin apenas manchar nada.



Mi madre lo preparaba casi a diario en el bar, pero ella lo hacía de forma tradicional aunque con los mismos ingredientes.
Si se llama magro con tomate, para que usar más que esos 2 ingredientes? Y os aseguro que no necesita más de lo que lleva y queda espectacular...

Si queréis ver el repertorio de tapas tan variado del reto de este mes, podéis hacerlo pinchando AQUÍ.



Necesitamos:

1/2 kilo de magro de cerdo a trocitos
1/2 kilo de tomates maduros
sal
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Y asi lo preparamos...



Ponemos el aceite en la olla exprés, calentamos y sellamos la carne.



Lavamos y pelamos los tomates, los trituramos y añadimos a la olla junto a 1/2 cucharadita de sal.



Cerramos la olla  y esperamos a que coja presión. Bajamos el fuego y cocinamos durante 10 minutos. Pasado este tiempo despresurizamos.



Si la salsa nos ha quedado muy líquida, lo volvemos a poner a fuego fuerte hasta que se reduzca la salsa. Eso dependerá de la cantidad de agua que tengan los tomates que usemos.



Una vez reducido el tomate, rectificamos de sal y listo para comer y mojar.


domingo, 15 de mayo de 2016

Nísperos en almíbar

Hola cocinillas!

Otra vez de vuelta, esta vez con estos riquísimos nísperos en almíbar.  Y es que hace unos días, me regalaron un montón de ellos que estaban maduritos. Como no daba tiempo a comerlos decidí hacerlos así, que están muy buenos y se conservan mucho tiempo.



Es una receta muy sencilla pero un poco laboriosa, ya que hay que pelar y deshuesar los nísperos procurando que no se rompan.



Necesitamos:

1 kilo de nísperos
1 litro de agua
500 gr. de azúcar
1 limón

Y así los preparamos...



Ponemos en una olla el agua y el azúcar para hacer el almíbar.  La llevamos al fuego y y una vez que empiece a hervir, bajamos a fuego medio y dejamos unos 20 minutos.

Mientras tanto vamos pelando y deshuesado los nísperos y los vamos echando en un bol con agua y el zumo de un limón para que no se oxiden.



Cuando estén todos pelados, los vamos colocando en tarros de cristal que habremos esterilizado previamente hirviéndolos durante unos minutos.



Una vez estén en los botes los cubrimos con el almíbar que ya estará listo y cerramos los botes bien fuerte.



Ahora ponemos los botes  en una olla con agua  y llevamos al fuego durante 20 minutos.

Los sacamos con cuidado y los dejamos enfriar sobre un paño o una tabla de madera. Si los ponemos en una superficie fría, se nos pueden romper con la diferencia de temperatura.




Una vez fríos podremos comprobar que están envasados al vacío por lo que nos durarán mucho tiempo, aunque en mi casa o aseguro que cae un bote por día.


martes, 10 de mayo de 2016

Ensaladilla malagueña

Hola cocinillas!

La falta de tiempo me impide actualizar el blog con mas frecuencia, es por eso que no me gusta faltar a la propuesta mensual de La cocina typical spanish. Al menos así me obligo a publicar una vez al mes como mínimo.

Este mes las chicas nos proponen elaborar una receta que sea como siempre typical spanish, pero además que sirva para llevarla en un taper, ya sea al trabajo, al campo, a la playa...



Me decidí por ésta, porque mi madre se la preparaba mucho a mi padre para llevar al trabajo en su fiambrera y que a él le encantaba.

Ayyy si mi padre levantara la cabeza y me viera cocinando! Aún recuerdo con nostalgia aquel día que entró en la cocina del bar que teníamos con un pelador para que no me llevara la mitad de la patata pegada a la piel y para qun no me cortara. Qué recuerdos...!

Bueno, dejemos a un lado la melancolía y vamos al lío.

La receta es bien sencilla y con pocos ingredientes, pero no necesitamos más para tener una riquísima ensalada que se puede comer en cualquier época del año.

Si queréis ver todas las recetas de #untaperderechupete podeis hacerlo pinchando AQUÍ



Necesitamos: (Yo hice para dos personas)

2 patatas medianas
1 cebolleta
1 naranja de buen tamaño
1 trozo de bacalao salado (en mi caso 3 tiras de lomo)
Aceite de oliva virgen extra
Vinagre de vino blanco

Y así la preparamos...

Lo primero es cocer las patatas y dejar enfriar.



Asamos los trozos de bacalao sin desalarlos. Lo suyo es asarlos al fuego directamente, pero hoy en día casi nadie tiene cocina de gas. También podemos hacerlos en una plancha, en barbacoa o con un soplete de cocina y paciencia.
Una vez asados los enjuagamos bien y los echamos en remojo durante unas dos o tres horas cambiando el agua una vez.


Pasado este tiempo, desmenuzamos el bacalao y retiramos cualquier espina que pueda tener. Lo disponemos en un bol y le añadimos un poco de agua, el aceite y vinagre. Estos debemos ponerlos al gusto. Dejamos macerar todo durante unos 15 o 20 minutos.


A continuación le añadimos las patatas cortadas en dados medianos, la cebolleta y la naranja, que pelamos retirando toda la parte blanca de la piel y cortamos a trozos.
Mezclamos bien con cuidado de no romper las patatas y listo!



Como hemos puesto el bacalao sin desalar del todo, no deberíamos necesitar poner mas sal, pero como eso también depende de gustos, cuando ya esté lista, la probamos y si es necesario rectificamos.

Espero que os haya gustado tanto como le gustaba a mi padre.

Notas:

Se le puede añadir pimiento verde, tomate, aceitunas partidas y huevo duro, pero la autentica ensaladilla malagueña es tal cual la he preparado.
Si el bacalao no es santo de nuestra devoción, lo podemos sustituir por atún en conserva con el aceite escurrido.